Futbol

admin mayo 23, 2018

Jorge Sampaoli viaja con frecuencia a Europa para seguir de cerca a sus principales jugadores, y a menudo se reúne con ellos para hablar de su desarrollo, de su felicidad general y para traerles regalos de su patria. Pero este mes, el seleccionador de Argentina llegó al viejo continente con un propósito.

Una parada en Barcelona para encontrarse con el talismán de su equipo, Lionel Messi, está siempre en la agenda y con Javier Mascherano en la misma ciudad durante tanto tiempo, se trataba de matar dos pájaros de una piedra. Inglaterra también ha demostrado ser una valiosa distracción, dada la cantidad de jugadores albicelestes que no juegan en la Premier League. Sin embargo, Italia es ahora el hogar de las ocasiones de Argentina, con la columna vertebral del equipo de Sampaoli en la Serie A, y también de las dos figuras más controvertidas de su equipo.