admin noviembre 5, 2018

Desde el Gran Cañón hasta la costa de California, Meenakshi Moorthy y Vishnu Viswanath documentaron una vida de viajes y belleza natural en su patria adoptiva para más de 10.000 seguidores de Instagram.

La pareja había emigrado a Silicon Valley desde la India. Moorthy se describió a sí misma como la “animada narradora” que escribió sus entradas en los medios sociales. Viswanath, dijo, era el “fotógrafo principal de nuestras fotos más bonitas”. Publicar en línea era algo más que simplemente recibir likes, comentaba a menudo. Y advirtió sobre los peligros de escalar lugares altos sólo por las fotografías.

Vivimos en una sociedad extraña

La semana pasada, los cuerpos de la pareja fueron descubiertos después de que los turistas encontraron su equipo de cámara abandonado en la cima de Taft Point, un afloramiento de granito a 1.000 pies sobre el suelo del Valle de Yosemite. No está claro si la pareja murió mientras se hacía un selfie, como se ha informado, aunque no sería la primera vez que esto ocurre en el parque.

Aunque en los posts Moorthy se describía a sí misma como “una fanática de la temeridad” y una “adicta a la adrenalina”, los amigos y la familia decían que los esposos solían ser muy cautelosos.

“Muchos de nosotros, incluyendo a tu servidor, somos fanáticos de los atrevidos intentos de estar al borde de acantilados y rascacielos, pero ¿sabías que las ráfagas de viento pueden ser fatales?“. Moorthy escribió en un post con una foto de ella sentada en un acantilado con vistas al Gran Cañón. “¿Merece la pena una foto de nuestra vida?”

Viswanath y Moorthy se conocieron mientras estudiaban en el estado indio occidental de Kerala. Viswanath había querido ser médico o ingeniero. “Era jugador de ajedrez y le encantaban las matemáticas”, recuerda su hermano Jishnu.

Un amante de las tecnologías

Al igual que muchos jóvenes indios, Vishnu se sintió atraído por la ingeniería de software y la promesa que tenía de una carrera lucrativa en el extranjero. Después de graduarse, él y Moorthy, para entonces su novia, se mudaron a Illinois para poder estudiar en la Universidad de Bradley.

Chris Nikolopoulos, un profesor allí, instruyó a Viswanath en inteligencia artificial y más tarde lo contrató como asistente de investigación. Dijo que Viswanath era uno de los programadores jóvenes más brillantes que había conocido en 30 años de enseñanza. “Tenía una personalidad muy dinámica y una mente muy activa”, dijo Nikolopoulos. “Era el tipo de persona que podría haber cambiado el mundo.”

Viswanath, experto en grandes datos y en inteligencia artificial, había conseguido recientemente un trabajo en Cisco. Una amiga, Mageshwaran Mohan, dijo que como a Moorthy no se le permitía trabajar después de acompañar a Viswanath a los Estados Unidos, se dedicó a escribir en blogs.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *